jueves, 13 de agosto de 2009

6.- ¿Era feliz?

Mientras volaban hasta el navío, el alce contó la historia del barco dorado, el Kraftig.
“Este barco de madera y clavos, recorrió océanos de la tierra con paciencia y decisión. Vivió pocos años, pero con toda la fuerza de su pasión por la vida. Fue golpeado por tormentas, y logró superar esas desventuras. En su último viaje, llegó destrozado, dejó sus tripulantes a salvo en la costa de un nuevo mundo y se hundió entre los arrecifes ocultos bajo las olas. Por su valiente forma de encarar la vida, ganó el premio de recorrer el Multiverso por siempre”
— ¿Entonces ahora es feliz?—preguntó el niño.
—Ya era feliz Alexander, algunos pensaban que no al verlo luchar con tanta decisión, él batalló para cumplir con sus tareas y logró completar muchas, otras no. Ahora sigue siendo feliz.

3 comentarios:

Níyume dijo...

Hermosa ilustraci;on. Muchos saludos Conde Moros.
Abrazo

Joseín Moros dijo...

Gracias Níyume.
Saludos.

Y dijo...

Hola, me gustó el cuento y tambien la ilustración.
Exito en tu proyecto
Saludos
Yvonne