domingo, 25 de octubre de 2009

9.- Visitando islas voladoras


Atravesaron un portentoso cañón, profundo y lleno de árboles titánicos. Había estatuas de piedra tan grandes como edificios y representaban figuras de animales fabulosos.
— ¿Quién hizo esas cosas?— preguntó Alexander.
—Gente que ya no vive aquí, se mudaron a otras islas voladoras y siguen construyendo grandes monumentos.
— ¿Para qué?
—Ni ellos mismos lo saben— dijo bajando la voz el alce.
—¡Debe ser divertido!, como jugar en la playa.
—Sí Alexander, hasta esas figuras tan grandes algún día desaparecerán, como lo hacen las olas con los castillos de arena.

Estimados amigos, por favor lean esta noticia:
Joseín Moros, finalista en Andrómeda 2009

6 comentarios:

RECOMENZAR dijo...

Muy bueno
besos

Joseín Moros dijo...

Gracias!!

Leticia Zárate dijo...

Antes que nada, felicitarte por tu nominación, segundo saludarte y agradecerte tus hermosas entradas, tercera, invitarte a pasar por mi blog para recoger un humilde reconocimiento.

Tatianna dijo...

Hola Jose, que bueno visitarte,

No esperes mas ya publique algo.
Besitos para ti

Tatianna dijo...

FELICIDADES POR EL PREMIO!!!!!

Luisa dijo...

Josein, gracias por las visitas, tu blog es muy creativo .
y colorido, FELICIDADES POR TU CUENTO FINALISTA!
Saludos