domingo, 15 de julio de 2007

3.- EL MISTERIO DEL BOMBILLO


Capítulo 3.
El papá de Pedro cambió el bombillo de la sala, advirtió al niño de no tocarlo porque estaba caliente; con un paño grueso lo colocó sobre la mesa. Pedro preguntó:
-¿Papá, porqué se quemó el bombillo?
-Ese bombillo era casi nuevo Pedro, duró poco; los bombillos se queman cuando se han usado mucho. Muchas cosas se dañan por el uso y por el tiempo; éste nos dio una sorpresa- El papá recibió un beso de agradecimiento de Pedro y fue a su cuarto a leer un libro.
Tortle no quiso acercarse al bombillo y Pericuño miraba, listo a salir volando si pasaba algo.
Sin tocarlo, los tres amigos tenían los ojos fijos en la burbuja de vidrio; Pedro pensaba:
-Era nuevo y se quemó. ¿Qué raro?
El primero en notar algo extraño fue Tortle, escondió un poco la cabeza; Pericuño retrocedió un paso y siguió mirando. Pedro dijo:
-Algo se mueve dentro del bombillo. ¿Será peligroso?

1 comentario:

Isabel Romana dijo...

Ciertamente es misterioso que algo se mueva en un bombillo quemado. ¿Tal vez una llama que esté deseeando relucir? Saludos cordiales.